UOC Ciudades

UOC Ciudades

Blog del Máster oficial de Ciudad y Urbanismo

Barrios de Barcelona. Actuaciones de “regeneración urbana”.

Jaume Barnada 28 Febrero, 2014

Barcelona es una ciudad con un alto grado de consolidación y con un término municipal de reducidas dimensiones que forma parte de una gran área metropolitana. Las características de la ciudad son claras: gran densidad urbana, compacidad de los tejidos y una fuerte mixtura de usos que le confieren un marcado carácter mediterráneo.

La historia urbanística de la ciudad ha marcado su configuración actual, definiéndola como una ciudad que es la suma de sus barrios. El Plan de Ensanche, de Ildefons Cerdà de 1859, diseña un potente y paradigmático centro urbano compuesto por una retícula ortogonal entorno de la que se encuentran las antiguas ciudades del llano barcelonés, que hoy son los principales barrios tradicionales de Barcelona.

En 1976, se aprueba el Plan General Metropolitano de Barcelona que es la legislación vigente urbanística de la ciudad y que se ha desarrollado a través de planes sectoriales y territoriales de reforma y/o mejora interior.

image
Plan de Ensanche de Barcelona. Ildefons Cerdà, 1859.

image
Plan General Metropolitano de Barcelona, 1976.

Hoy trabajamos para que Barcelona sea una ciudad autosuficiente de barrios productivos de velocidad humana en el seno de una metrópolis hiperconectada de cero emisiones. Desde el departamento de Hábitat Urbano se han agrupado las funciones de urbanismo, infraestructuras, vivienda, medio ambiente y tecnologías de la información y comunicación en una única estructura que nos proporciona un nuevo valor a los proyectos que desarrollamos en la ciudad. Una de las líneas estratégicas la encontramos en la “regeneración urbana”, en aquellos proyectos que mejoran las condiciones de vida de la ciudadanía y de las condiciones físicas de los barrios de la ciudad. Entendiendo que la ciudad consolidada es todo aquello que se construyo hasta finales del siglo pasado. A continuación exponemos tres ejemplos de regeneración urbana sobre tres tipos de barrios con características distintas de la ciudad.

  1. El Raval es una de los barrios más característicos de Ciutat Vella, con una fuerte densidad de actividades, un tejido histórico y con uno de los niveles de inmigración más altos de la ciudad.
  2. El Suroeste del Besós, amalgama de polígonos residencial construidos den los últimos años de la dictadura y que corresponden al periodo del desarrollismo urbano.
  3. La Marina del Prat Vermell, un nuevo barrio que propone complejizar una zona de carácter industrial aportando residencia y otras actividades urbanas.

El Raval.

Más que hacer una explicación global del complejo proyecto de regeneración del Raval me gustaría hablar de la estrategia urbanística y del efecto positivo de alguno de los proyectos ejecutados en el barrio. Frecuentemente, en los cascos antiguos no basta con la rehabilitación de algunas de sus partes, si queremos activar y regenerar debemos actuar de una manera decidida y transformar partes concretas aportando nuevas edificaciones y usos.

El planteamiento inicial fue claro, nos encontrábamos con un barrio antiguo con fuertes problemáticas sociales, y urbanísticas que fueron abordadas a través de actuaciones concertadas y con dosis importantes de participación ciudadana. Para la gestión de los proyectos se creo una agencia especifica territorial FOCIVESA (Fomento de Ciutat Vella SA). Desde el punto de vista urbanístico se procedió redactando y aprobando un Pla Especial de Reforma Interior particular para el barrio que tenia como base sus características, el diseño del espacio publico, la construcción de equipamientos, viviendas y la rehabilitación de los grandes edificios históricos asignándoles nuevos e importantes usos urbanos. Este plan se le acompaño con un estudio de movilidad, un plan de catalogación histórica de edificación y de proyectos precisos de mejora urbana. Todo ello aglutinando una idea básica que fue la de dar valor y actividad a la parte central del barrio a través de la construcción de un eje de actividades. En el área norte, se ha ejecutado una pieza cultural de prestigio urbano configurada por: el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, y las Facultades de Geografía e Historia de la Universidad de Barcelona. A su alrededor se han propuesto usos cercanos a los residentes con más viviendas, equipamientos de proximidad y nuevos espacios públicos como son: la plaza dels Angels, la plaza de les Caramelles, etc. Más al sur, en el área próxima al puerto se ha ejecutado otra actuación emblemática, la Rambla del Raval, uno de los espacios públicos fundamentales del barrio actuaal. Para realizar esta actuación fue preciso afectar numerosos edificios y viviendas, aplicar la ley de expropiaciones e indemnizar a los afectados urbanísticos de manera justa, realojando en nuevas viviendas a la mayoría de ellos. Los proyectos realizados en este barrio bien han valido el esfuerzo conjunto ya que han generado una amplia y apreciable mejora urbana, con efectos beneficiosos para los residentes y para el conjunto de la ciudad.

image
Plaça del Angels, espacio público frente al MACBA.

image
La Rambla del Raval, un nuevo centro urbano para el barrio.

El Suroeste del Besós.

Entre los años 50 y 70 en Barcelona se construyeron diversos zonas con polígonos residenciales para alojar a gran parte de la inmigración que llegaba a la ciudad. Estas áreas carecían de servicios y valores urbanos, y fueron pensadas como espacios dormitorio para la población trabajadora. Con la llegada de la democracia, en los años 80, se abordó un proceso de recalificación basado en la mejora de las cualidades urbanas con el objetivo de mejorar la vida de las personas y consolidar estos espacios como nuevos barrios. Para desarrollar estos proyectos se estableció un sistema continuado de planeamiento y proyectos que hoy ha transformado estos polígonos convirtiéndolos en partes activas de la ciudad. Podríamos hablar que se ha utilizado un “proceso lógico” de regeneración urbana estructurado de la siguiente manera:

  • Redacción de planeamientos específicos para cada polígono con relación actuaciones públicas de mejora urbana. Modificación o ampliación de las redes de transporte público para conectar el barrio con la globalidad de la ciudad.
  • Planes de rehabilitación del tejido urbano y de los edificios, en especial actuando sobre las partes comunes de la edificación: servicios, estructuras, fachadas, ascensores y viviendas. Para la ejecución estos planes se requiere de un acuerdo entre las administraciones actuantes y las asociaciones de vecinos, determinando el alcance de la rehabilitación y las proporciones de financiación pública y privada.
  • Redacción y ejecución de los proyectos de reurbanización de calles, espacios públicos entre los bloques, zonas peatonales, y resituación de las áreas destinadas a estacionamiento de vehículos.
  • Construcción de nuevos edificios de vivienda social y de equipamientos públicos.

Este proceso se puede aplicar acentuando las estrategias para cada barrio y atendiendo a sus circunstancias particulares. Lo podemos ver de manera ejemplar y casi completa en el barrio del Suroeste del Besós.

image
Los barrios del Besós y sus entornos en los años 80.

image
Nuevos espacios públicos en el Suroeste del Besós.

La Marina del Prat Vermell.

El tercer caso de referencia lo encontramos en un proyecto de nueva ejecución que propone la transformación de una pieza industrial de Barcelona en un nuevo barrio mixto de la ciudad. El proyecto aporta toda la complejidad necesaria para la transformación del lugar, planificando tanto a nivel de planeamiento urbanístico como a nivel de infraestructuras urbanas.

La propuesta propone la construcción de 10.000 viviendas, de las que un 50% tendrán carácter protegido. El plan urbanístico se complementa con un Plan Especial de Infraestructuras que define y ordena los servicios urbanos que tienen un carácter innovador. Otra nueva característica importante es que el suelo ocupado por la edificación residencial, terciaria e industrial corresponde al 40% del global, de manera que se libera un 60% para usos públicos de equipamientos, calles y zonas verdes.

image
Situación actual del área industrial de La Marina en la Zona Franca de Barcelona.

image
Propuesta urbanística para el nuevo barrio de La Marina del Prat Vermell.

Sobre el autor

Colaborador del programa Ciudad y urbanismo. @JaumeBarnada
...

Comentarios

Deja un comentario